martes, 5 de julio de 2016

Ni unidos podemos, las reglas de la domocracia


El "bulo del PUCHERAZO" me ha recordado a la "confabulación judeo-masónica" que tanto utilizaba el franquismo.
El día 26 de junio estuve todo el día en el "Instituto la Estrella" como apoderado de Ciudadanos, en el instituto había 10 mesas electorales.
En total había 10 presidentes de mesa y 20 vocales designados por sorteo, 5 representantes de la administración, 2 policias nacionales y 4 policias municipales.
Tambíen había 6 apoderados de UNIDOS PODEMOS, 5 apoderados del PSOE, 3 apoderados del PP, 2 apoderados de UPyD, y 1 apoderado (yo) de CIUDADANOS.
Con 5 representantes de la administración, 2 policias nacionales y 4 policias municipales.y 17 apoderados manipular el recuento o cometer irregularidades es imposible.
El presidente de cada una de las 10 mesas entrega a los apoderados de los partidos una copia del acta de los resultados del escrutinio del congreso y una copia del acta de los resultados del escrutinio del senado, esas actas las entragamos posteriormente en la sede de cada partido, cualquier representante de un partido puede comprobar con estas actas que lo registrado en el sistema informático coincide con el acta.
Se puede reclamar o impugnar los resultados de mesas concretas donde algún apoderado hay podido ver alguna irregularidad, pero lo que no se puede es denunciar de forma genérica sin concretar la irregularidad ni la mesa donde se produce.
La estrategia de Pablo Iglesias y de Podemos es negar la transición y la legitimidad de la Constitución de 1978 para intentar inculcar la idea de que seguimos en el franquismo, que los 38 años de democracia no han existido, que no han existido los 38 años de progreso vividos desde el fin de la dictadura, para ellos todo lo existente está mal, todo es corrupción, todo es manipulación, las elecciones se amañan, …
Estamos en una crisis de la que hay que salir, tenemos corruptos del PP, PSOE, CIU, UGT, ... que hay que juzgar y encarcelar, pero el resumen de estos últimos 38 años de democracia es positivo, hay que haber vivido bajo la dictadura para valorar lo que tenemos ahora.
Ya somos mayorcítos, en el franquismo no nos creíamos lo de la "confabulación judeo-masónica", ahora yo tampoco me lo creo, !!! vale ya de "confabulaciones" !!!
Esa es la realidad que yo vi y vivi el día 26J"